Turismo en Calamuchita, Córdoba
Reseña del Valle de Calamuchita, Cordoba

Turismo en el Valle de Calamuchita, Córdoba

El maravilloso Valle de Calamuchita se levanta entre ríos cristalinos que corren montaña abajo sorteando los obstáculos rocosos del territorio; y sierras que guardan en su interior, salpicadas de misterios y leyendas, múltiples especies silvestres. Es tierra de Comechingones, de inmigrantes europeos, de tradiciones que se mezclan creando un ambiente único.

La Cumbrecita
Imagen - Turismocordoba.com.ar

Atravesada por dos cordones serranos, las Sierras Chicas al este y las Sierras de Comechingones al oeste, permite asombrarse con el descubrimiento del imponente Cerro Champaquí que, con más de 2000 metros sobre el nivel del mar, parece esperar a los valientes que se atrevan a desafiarlo, proponiendo diferentes maneras de conseguirlo.

El Valle de Calamuchita alberga en su extensión siete embalses en los cuales la pesca es siempre exitosa, y los deportes acuáticos pueden practicarse durante todo el año. Es el sitio justo dónde las ventajas de la región pueden aprovecharse al máximo realizando windsurf, canotaje, cabalgatas, travesías en 4x4, parapentismo, montañismo, mountain bike, y un sinfín más de actividades.

En el otro extremo de las sensaciones, los pueblos de Calamuchita duermen entre las sierras serenos pero expectantes a la llegada de los turistas para compartir lo que la naturaleza les entregó gratuitamente: atardeceres verdaderamente indescriptibles, reflejados en los numerosos espejos de agua, a los que se agregan cascadas y hoyas, generando conjuntamente paisajes de ensueño.

La Cumbrecita
Imagen - Turismocordoba.com.ar

La tecnología presente en las centrales hidroeléctricas como Central Nuclear Complejo Río Grande, son paseos obligados al acercase a esta región, donde el desarrollo turístico ofrece una amplia infraestructura hotelera, contando con todos los servicios para el huésped.

El Valle de Calamuchita lo espera para participar de las festividades de cada una de sus localidades, las cuales, a pesar del paso del tiempo, conservan sus orígenes europeos e invitan a disfrutar de sus tradiciones.