Datos Útiles de Córdoba
Datos utiles de la provincia de Cordoba, Argentina

Muchas rutas de la Provincia se convierten en avenida al llegar a un centro urbano, causando demoras a los viajantes y riesgo a los vecinos. Esto no es un mal que aqueja solamente a las ciudades de Córdoba sino también al trazado de rutas a lo largo y a lo ancho de todo el país.
Por ejemplo, la Ruta Nacional 38 atraviesa los radios céntricos de Bialet Massé, Santa María de Punilla, Cosquín, Casa Grande, Valle Hermoso y La Falda. Durante el Festival Nacional de Folklore de Cosquín, que en cada enero reúne a miles de rodados por 10 días, la circulación se realiza a paso de hombre, con las dificultades que acarrea a visitantes, colectivos y transportes de carga que sólo están de paso.
En Traslasierra, camiones de muchas toneladas pasan a escasos tres metros de las viviendas por la Ruta 14, que se introduce entre las calles de localidades como Mina Clavero, Nono, Los Hornillos o Villa de las Rosas.

Caminos de tierra y banquinas
La crisis generalizada de los Consorcios Camineros en la provincia ha tenido como consecuencia un marcado deterioro en muchos caminos de tierra.
En Punilla y Cruz del Eje, algunos de ellos se han tornado intransitables, especialmente en épocas de lluvia. En Calamuchita, hay caminos de tierra que están en buen estado y otros necesitan un mantenimiento más constante. Los más transitados suelen ser el que va de Villa General Belgrano a La Cumbrecita, que generalmente está en estado aceptable, aunque depende de las lluvias y del trabajo constante sobre su superficie. Otros, como el que accede a Amboy y Amancay, o el que asciende hasta Villa Alpina, no tienen el suficiente mantenimiento, a pesar de que suelen ser muy transitados en verano.
En distintas rutas de la provincia hay tramos sin banquinas. Los más conocidos son el de la zona de San Jorge, cercana a Cosquín, donde no es posible detener un vehículo ante cualquier desperfecto, ya que la carpeta asfáltica se encuentra a la par de la montaña.

De Punilla a Cruz del Eje
La Ruta Nacional 38 une los departamentos Punilla y Cruz del eje. Paralela a las vías férreas desde Bialet Massé hasta el límite con La Rioja –a escasos siete kilómetros de Serrezuela, es la principal vía de comunicación del noroeste. A su vera se suceden las principales 20 ciudades, localidades y comunas que conforman el corazón comercial y de desarrollo de sus respectivas regiones. En Punilla, teniendo como eje la actividad turística, en Cruz del Eje la agrícola, frutihortícola y ganadera.
La carpeta asfáltica se mantiene impecable, en base al sistema de peaje actualmente en manos de Caminos de América. En otros aspectos la vía nacional sufre agudas falencias, que hacen tanto a la seguridad como a su falta de adaptación al caudal vehicular que recibe.
Asimismo, la arteria puede ser una trampa mortal en los cruces de Huerta Grande, Villa Giardino, La Cumbre (en sus dos entradas), San Esteban, Los Cocos y Capilla del Monte. Los semáforos municipales no alcanzan a detener la imprudencia de muchos automovilistas. La necesidad de ampliar la Ruta Nacional 38 a tres o cuatro manos es imperiosa según quienes circulan por la zona.

Sierras Chicas, baches grandes
Quienes visiten Sierras Chicas deben andar con cuidado por toda la región, porque hace mucho tiempo que en la mayoría de los tramos importantes no se realizan mantenimientos completos. Lomos de burro sin la debida señalización o ubicados en lugares peligrosos, baches que ocupan toda la ruta y animales sueltos, son algunas de las constantes en la región.
El tramo más peligroso es sin duda la antigua ruta E-64, que une Saldán con La Calera a través de Dumesnil. Allí no existe banquina, los pozos superan la decena por cada cuadra y es una zona de muchos niños. Se recomienda llegar a La Calera por la ruta E-55, o circular con mucho cuidado.
El segundo lugar se lo lleva la ruta E-53 en el tramo que une Río Ceballos con Ascochinga a través de Salsipuedes. Baches enormes, falta de iluminación y señalización adecuada, son algunos de los problemas en una zona donde se recomienda ir despacio. Pese a que nunca se realizaron las decenas de obras de infraestructura prometidas, la ruta E-53, entre el aeropuerto y Río Ceballos sigue siendo uno de los mejores tramo, aunque es recomendable tener mucho cuidado en los accesos desde la ruta a Mendiolaza y Unquillo, donde es común que los vehículos doblen en “U”.
Quizá el mejor tramo de la zona sea la ruta intermunicipal que une Villa Allende con Unquillo a través de Mendiolaza, pero esa misma vía pierde seguridad al ingresar a Unquillo y convertirse en la ruta provincial E-57, donde hace mucho que no se realizan trabajos de mantenimiento.

Por Calamuchita
La ruta provincial que atraviesa todo el valle, desde Villa General Belgrano hasta Almafuerte –pasando por Santa Rosa, Villa Rumipal, Villa del Dique y Embalse– está en buen estado, fue reparada años atrás, está completamente señalizada y no cuenta con peaje. Se debe transitar con precaución, sobre todo en los sectores de subidas y bajadas que marcan la geografía serrana, y en las numerosas curvas, que no permiten pasar vehículos en cualquier punto.
La ruta que va de Embalse hacia La Cruz, si bien está transitable, carece de señalización demarcatoria y presenta algunos baches.

Tercero arriba: ripio y peaje
La ruta nacional 36, que atraviesa Despeñaderos, San Agustín, Almafuerte y Los Cóndores hasta Río Cuarto, con dos cabinas de peaje en todo el tramo, está en buen estado. En días de muy intensa lluvia, puede existir el riesgo de que por un par de horas quede interrumpido el paso a la altura de la comuna de Las Bajadas.
La ruta provincial 6, que parte del límite con Santa Fe y que es una de las vías por la que porteños, bonaerenses y santafesinos llegan a Calamuchita, está en muy buen estado en algunos tramos recientemente repavimentados (por ejemplo, entre Río Tercero y Almafuerte); regular en otros (de Hernando a Fotheringham); y en estado de obra, con incomodidad para los automovilistas que deben atravesar varios kilómetros de ripio (entre Tancacha y Fotheringham). Sobre esta ruta se cobra peaje, en las cabinas de Dalmacio Vélez y Tancacha.

Para disfrutar el paisaje sin sufrir contratiempos
Las rutas turísticas de Córdoba serpentean entre sierras y valles de gran belleza, y aunque en general se mantienen en un buen estado, es importante advertir acerca de algunos tramos a los automovilistas. Muchas son las zonas en donde el paisaje puede distraer al conductor.
Este factor es el primero a tener en cuenta para quienes circulan conociendo una nueva zona. No confiarse en las curvas, ni en los vados con arroyos crecidos, además de prestar atención a las señalizaciones y advertencias de lugareños, será fundamental para llegar a destino sin percances.
Las diferentes Unidades Regionales de Policía de la Provincia tienen previsto realizar controles durante todo el verano. En cualquier caso, llamando al 101 (Comando Radioeléctrico), el conductor se puede conectar con la sede policial más cercana.